Skip to main content

Anuncio de la Corte Suprema “nos da una esperanza que no teníamos”

Familias con niños viajaron a Washington para abogar contra las deportaciones y pedir al Tribunal Supremo retirar el bloqueo a DAPA y la ampliación de DACA. CHIP SOMODEVILLA/GETTY


CHICAGO — Monica Espinosa dijo que con el temor de las recientes redadas de Inmigración y la inacción del Congreso federal por una reforma migratoria, perdía la esperanza de que hubiera algún tipo de alivio para inmigrantes indocumentados como ella; pero la decisión de la Corte Suprema sobre las medidas ejecutivas del Presidente en materia de inmigración, le levantaron ánimo.

La decisión del martes de la Corte fue recibida con beneplácito por residentes y organizaciones pro inmigrantes, aunque otros sectores no la aceptan.

Espinosa, de 37 años y quien va a cumplir 19 años sin documentos en Estados Unidos, comentó que la esperanza regresó a ella cuando escuchó que la Corte Suprema va a revisar la petición del Departamento de Justicia en el caso Estados Unidos vs. Texas para desbloquear las órdenes ejecutivas de Acción Diferida para Padres (DAPA) y la ampliación de la Acción Diferida para Niños (DACA) luego que la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito respaldó un mandato de un juez de Texas para bloquearlas.

Ambas órdenes fueron firmadas por el presidente Barack Obama en noviembre de 2014.

“Estamos muy entusiasmados, sobretodo considerando el temor que hay en la comunidad por las redadas, estábamos perdiendo la esperanza”, dijo Espinosa, quien dijo es elegible para DAPA si llegara a implementarse.

“El anuncio nos da un rayo de luz, nos da esperanza a quienes vivimos en las sombras”, añadió la mujer, quien es miembro de un grupo de voluntarios de Logan Square Neighborhood Association (LSNA) que se prepara para educar a padres sobre DACA, DAPA y los derechos civiles de los inmigrantes.

En tanto, la Coalición de Illinois pro Derechos de Inmigrante y Refugiados (ICIRR) aplaudió la decisión del Supremo para tomar un caso judicial que impactará la vida de unos cinco millones de inmigrantes a nivel nacional.

En Illinois, unas 280,000 personas se beneficiarían del alivio migratorio y en Chicago la cifra rebasaría los 80,000, según ICIRR.

La organización espera que el Tribunal escuche el caso en abril y de un fallo a finales de junio.

Fred Tsao, asesor sénior de Política de ICIRR, dijo al diario HOY que “al parecer, la Corte se pronunciará sobre una amplia gama de cuestiones que puedan afectar a las órdenes ejecutivas en general. Si la Corte falla a nuestro favor le tomará al (Departamento de Seguridad Nacional (DHS) unos meses más implementarlas”.

Tsao aclaró que si esa corte falla en contra no habrá alivio legal “sin la acción del Congreso federal”.

Sin embargo, organizaciones antiinmigrantes como el American Center for Law and Justice (ACLJ) ya dijeron que pelearán legalmente para que el bloqueo de las acciones ejecutivas continúe.

“Esta extralimitación ejecutiva es a la vez ilegal e inconstitucional y estaremos representando a miembros del Congreso y a miles de estadounidenses ante la Corte Suprema para que defienda la decisión del tribunal de apelación”, declaró Jay Sekulow, asesor jefe de ACJL.

Pero otras organizaciones y legisladores federales confiaban que la Corte Suprema determine que las acciones del presidente Obama fueron legales.

“Esperamos que la Corte Suprema haga lo correcto: rechace esta demanda motivada por disputas políticas partidistas, respete la autoridad del secretario de Seguridad Nacional para establecer políticas nacionales de inmigración inteligentes, y permita desbloquear DAPA y la expansión de DACA”, indicó Tom Jawetz, vicepresidente de Política de Inmigración del Center for American Progress (CAP).

El senador federal Dick Durbin (D-IL) opinó que “la Corte Suprema ha dejado claro que los presidentes tienen la autoridad para establecer las prioridades federales de aplicación de la ley como el presidente Obama lo tiene con DACA y DAPA. Estoy seguro que el fallo (de la Corte de Apelaciones) será anulado para que millones de familias puedan salir de las sombras y nuestro gobierno pueda centrarse en la deportación de criminales graves”.

El representante federal Luis Gutiérrez (D-4), también espera que el punto de vista del presidente prevalezca.

“La ley, el precedente legal y el público respaldan al presidente”, según Gutiérrez, quien reiteró que las acciones del Presidente “no reemplazan las acciones del Congreso; estas son un mecanismo de respuesta ante la inacción congresional”.

De regreso a Chicago, Espinosa, quien es madre de tres hijos ciudadanos y espera un cuarto, dijo que el anuncio de la Corte Suprema “es una esperanza que no teníamos antes”.

Posted in Parent Engagement, Noticias, Immigration